Temas Recientes‎ > ‎

Hernia Discal

publicado a la‎(s)‎ 14 oct. 2009 23:11 por Dr. Edwin Martínez   [ actualizado el 21 ago. 2012 19:09 por Edwin Mauricio Martínez Bermúdez ]

Denominación
  • Radiculopatía discal

Definición

La hernia discal es una enfermedad en la que parte del disco intervertebral (núcleo pulposo) se desplaza hacia la raíz nerviosa, la presiona y produce lesiones neurológicas derivadas de esta lesión.

Causas

El disco intervertebral es un cartílago situado entre las vertebras de la columna vertebral. Tiene la función de amortiguador del choque entre los cuerpos vertebrales.
El disco puede dañarse por traumatismos o por cambios degenerativos diversos. La salida del núcleo pulposo hacia el canal vertebral, a través del anillo fibroso postero-lateral (ligamento amarillo), provoca un estrechamiento del canal intervertebral, por donde sale la raíz nerviosa, y como consecuencia se produce la compresión de la raíz nerviosa.
Si la presión es débil se altera la sensibilidad, si es mayor se altera la función motora. Esto es debido a que en la superficie la raíz nerviosa tiene las terminales sensitivas (por lo que se dañan ante presiones leves), y en el interior se encuentran las terminaciones motoras, aguantando más la presión suave y dañándose si la presión es intensa.

Síntomas

  • Si la lesión se produce a nivel de las vértebras cervicales C5-6 se comprime la sexta raíz con dolor en el antebrazo y brazo superior y en el dedo pulgar, flacidez del músculo de bíceps, y reducción del reflejo del bíceps.
  • Si es a nivel de C6-7 se comprime la raíz séptima con aparición de dolor en el dorso del hombro, dorso del brazo y en los dedos índice y medios, con flacidez del músculo tríceps, y una reducción del reflejo del tríceps.

    Estos síntomas se agravan al toser o estornudar.
  • A nivel lumbar si la lesión es a nivel de L4-5, se comprime la raíz L5 por lo que se observa alteración sensitiva en la parte lateral de la pierna, dorso de pie, y los tres dedos mediales del pie. Se altera la flexión dorsal del pie y de los dedos mediales.
  • Si la lesión es a nivel de L5-S1 se comprime la raíz S1 produciéndose la pérdida sensitiva en las partes laterales del pie y de los dos dedos extremos del pie. La posición de puntillas del pie se altera y la flexión plantar del pie y dedos también.

En ambos casos se produce dolor en las partes laterales y posterior del muslo.

El dolor de estas lesiones se agrava con la tos, estornudos o el alargamiento del nervio ciático.

Diagnóstico

Los síntomas y la exploración de la sensibilidad, movilidad y reflejos motores nos ofrecerán un mapa perfecto de la posible raíz afectada. Por ello tan solo nos queda confirmar el proceso mediante una RMN (Resonancia Magnética Nuclear) ó un TAC (Tomografía Axial Computarizada).

Además se puede realizar un estudio de electromiografía. Esta nos puede indicar a diferencia de una RMN que solo nos muestra estructuras anatómicas, no solo raíz nerviosa de la columna nos esta afectando, sino además la gravedad del daño, y su pronóstico; es una herramienta útil para decidir si el tratamiento tiene que ser quirúrgico o conservador dependiendo si el estudio nos indica si hay una compresión activa (denervaciones) y si el daño neuropático es severo o no.

Tratamiento

Lo primero es intentar parar el traumatismo continuado con un descanso total.

  • A nivel del cuello mediante un collarín, aplicado muchas horas al día. También se puede intentar una tracción de estiramiento del cuello suave y mantenido con un peso de 10-15 Kg durante 30 minutos 2 ó 3 veces al día.
  • A nivel lumbar se debe plantear el descanso total tumbado en cama, boca arriba.Se puede asociar el tratamiento con analgésicos y antiinflamatorios o relajantes musculares.
Ambos tratamientos deben prolongarse por un periodo de tres a cuatro semanas para
esperar una recuperación total.


Si el cuadro no mejora debe de plantearse una intervención quirúrgica.
  • La terapia de Quimonucleolisis con quimopapaina está en desuso, los éxitos eran impredecibles y los efectos secundarios frecuentes.

Se tiende a realizar una laminectomía y discectomía como métodos de descompresión de la raíz.
Esta técnica se realiza mediante anestesia general. Se accede a la columna a través de la espalda, se realiza un curetaje del núcleo pulposo herniado y se rompe la lamina de la vertebra. De ésta forma la raíz nerviosa queda descomprimida al darle más tamaño al canal de salida intervertebral del nervio.
La recuperación inicial es en 3 o 4 días, para seguir en descanso total por un periodo variable de 2 a 4 semanas.
A partir de este tiempo se deben comenzar unos ejercicios de rehabilitación para conseguir una recuperación aceptable.

Expectativas

En la mayor parte de los casos el dolor de espalda permanece por 1 ó 2 años, las alteraciones neurológicas son más agradecidas a corto plazo. Si se realizan ejercicios adecuados y se controlan bien los movimientos con pesos y otras actividades la recuperación casi total puede obtenerse en 3 años.

infografía gentileza de consumer eroski

Cualquier pregunta o consulta puede comunicarse con nosotros, sera un placer despejar sus dudas. Click aquí

UNREH - Contact form




Comments